Sitios de Interés

mapzona2 zona7 zona6 zona1 zona3 zona4 zona5

Leave blank for all. Otherwise, the first selected term will be the default instead of "Any".

De este lugar partían los misioneros franciscanos a evangelizar, descalzos, el extenso y desconocido territorio nómada del norte. Del Colegio Apostólico de Propaganda Fide sólo quedó la iglesia, el panteón y una parte del edificio: un barroco mexicano de cantera y tezontle que tardó veintiún años en ser construido (1734-1755), y hasta la primera mitad del siglo XIX poseía una de las mejores bibliotecas y pinacotecas de la época virreinal.

De este lugar partían los misioneros franciscanos a evangelizar, descalzos, el extenso y desconocido territorio nómada del norte. Del Colegio Apostólico de Propaganda Fide sólo quedó la iglesia, el panteón y una parte del edificio: un barroco mexicano de cantera y tezontle que tardó veintiún años en ser construido (1734-1755), y hasta la primera mitad del siglo XIX poseía una de las mejores bibliotecas y pinacotecas de la época virreinal.

La historia de este recinto se asocia con la biografía de Salvador Lutteroth González, a quien se le ha reconocido como el iniciador oficial de la lucha libre en México. Cuando tenía cerca de treinta años quedó impresionado por ese espectáculo en Texas, por lo que decidió construir, en un edificio estropeado, la Arena Modelo. Su creciente éxito le permitió crear la primera asociación en su ramo, llamada Empresa Mexicana de Lucha Libre.

Mirando de frente a la estatua de El caballito, se ubica la puerta principal de lo que fue el neoclásico Colegio de Minería. En el último tercio del siglo XVIII, la extracción acelerada de los metales novohispanos requirió de la especialización de técnicos mineros. A raíz de esto, en 1797, Manuel Tolsá comenzó a construir el nuevo edificio para el Real Seminario de Minería.

Páginas

Javascript is required to view this map.