Jardín de la Corregidora / Plaza 23 de Mayo / Plaza de Santo Domingo

A la Plaza Mayor seguía la de Santo Domingo. Con el imponente templo dominico establecido hacia el norte, la Aduana y el Palacio de la Inquisición al oriente, la capilla de la Expiación al poniente y las casas principales —como la del Mayorazgo de Medina— hacia el sur, esta plaza fue una estampa privilegiada. Durante el virreinato, en ella también se concentraron el poder religioso y político, los grandes comerciantes, además de que era un punto de encuentro para todos los grupos sociales. Para el siglo XIX, Santo Domingo fue una verdadera romería: su comercio convocaba, a todas horas, a toda clase de gente. Algunos puesteros incluso dormían en ella; pero las cosas cambiarían con el tiempo. La explanada fue remodelada en varias ocasiones, y el paisaje cambió al derrumbarse el convento de Santo Domingo. La fuente de la que los vecinos del siglo XVII sacaron agua fue restituida por la que Agustín Paz diseñó y adornó en lo alto con un águila de bronce. En su lugar, al iniciar el siglo XX, se colocó la estatua de Josefa Ortiz de Domínguez, esculpida por Jesús Contreras y Federico Homdedeu; por eso la plaza cambió de nombre a Jardín de la Corregidora.

Sitio:

Ubicación: 
República de Brasil entre República de Cuba y Belisario Domínguez, colonia Centro, Ciudad de México.

Mapa

Javascript is required to view this map.