Portales de Santo Domingo

Para mediados del siglo XIX gran parte de la población de la ciudad de México aún era iletrada, de modo que cuando necesitaba alguna carta o documento, recurría a los escribanos. Desde el siglo XVIII, en el Portal de Santo Domingo se han ubicado los llamados evangelistas o escribanos; tanto sus plumas y tinteros como sus computadoras fueron testigos de los cambios sucedidos bajo esos portales apuntalados en las austeras columnas toscanas de base ática. Durante gran parte del virreinato, sus balcones vieron a toda clase de comerciantes y puestos circular bajo su sombra: desde fritangas hasta objetos metálicos, pasando por ropa o cosas robadas, todo circuló ante las esculturas que descansaban en los nichos de sus esquinas.

Ubicación: 
Costado occidental de la Plaza de Santo Domingo.

Mapa

Javascript is required to view this map.