Templo de Porta Coeli

Del convento dominico sólo queda la iglesia y su relato. Cuenta la historia que aquí cobró sentido la frase “Entre santa y santo, pared de cal y canto”, ya que al ser insuficiente la casa que donó el gobernador teniente Juan Alonso de Estrada en 1524 a los novicios, compraron las de junto, con lo que este convento llegó a colindar con el de las monjas de Nuestra Señora de Balvanera. Fue cuando, para evitar indecencias, el Arzobispado decidió abrir una calle que los separara, más cuanto que en aquella época los “humildes frailes atravesaban la ciudad en medio de los respetuosos saludos de los creyentes”. El templo fue consagrado en 1711, y tanto su fachada neoclásica como su retablo, altares y lienzos originales fueron retirados a finales del siglo XIX. El antiguo púlpito, que caracterizaba el ministerio de la orden, fue testigo del auto de fe en el que la Inquisición quemó, en 1649, a trece judaizantes en la Plaza del Volador que quedaba frente a su fachada.

Ubicación: 
Venustiano Carranza 107, colonia Centro, Ciudad de México.

Mapa

Javascript is required to view this map.