Edificios Religiosos

Catedral Metropolitana y el Sagrario

"A lo largo de su historia, la Catedral fue construida y reconstruida varias veces. Al igual que la nobleza, los templos también comulgaban con las jerarquías: desde su primera demolición —de la que fray Juan de Zumárraga fue titular en 1527—, la Arquidiócesis expresó los deseos de tener una iglesia digna del poder que representaba en el imperio americano.

Plaza de San Juan e Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe del Buen Tono

"Esta plaza está asociada a la historia de un empresario francés que en 1875 construyó la Fábrica de Tabacos El Buen Tono. Construirla en el mismo barrio en el que décadas atrás el virrey Iturrigaray había inaugurado la Real Fábrica de Tabacos seguramente le permitió a su fundador reunir el saber de los artesanos que aún forjaban cigarrillos y puros en diminutas accesorias. El éxito de la Fábrica de Tabacos El Buen Tono fue tal, que pronto comenzó a expandir sus propiedades.

Templo de San Agustín

El convento agustino dieciochesco fue uno de los templos que algún día dieron sentido a la frase “México, ciudad de los palacios”. Su primer noviciado, destinado por el virrey Antonio de Mendoza, en el barrio de Zoquipan (“lugar de tierra fangosa”), duró casi un siglo y medio, hasta que en 1676 el fuego lo devoró en su totalidad durante tres días.

Templo de San Bernardo

Su volumen casi pasa inadvertido por la abrumadora presencia de la avenida que cambió su destino. Inicialmente tenía dos portadas gemelas que quedaron fundidas en una sola cuando, en 1936, se abrió la calle para las celebraciones de la Revolución Mexicana. Su construcción, diseñada por el arquitecto Juan de Cepeda a finales del siglo XVII, se reunió en un solo cuerpo a las dos portadas de estilo barroco; sus nichos resguardan a la Virgen de Guadalupe y a San Bernardo, quien fuera el último de los padres de la iglesia.

Templo de Porta Coeli

Del convento dominico sólo queda la iglesia y su relato. Cuenta la historia que aquí cobró sentido la frase “Entre santa y santo, pared de cal y canto”, ya que al ser insuficiente la casa que donó el gobernador teniente Juan Alonso de Estrada en 1524 a los novicios, compraron las de junto, con lo que este convento llegó a colindar con el de las monjas de Nuestra Señora de Balvanera.

Templo y Hospital de la Concepción de Jesús Nazareno

En él se saldó la Conquista con el encuentro de Moctezuma y Hernán Cortés en 1519.

Páginas

Subscribe to RSS - Edificios Religiosos