Edificios Históricos

Antiguo Palacio del Arzobispado / Museo de la SHCP

"Durante el virreinato, este edificio albergó el poder de la Iglesia en la Nueva España. En ese lugar, tal como lo registró en el siglo XVI el cronista fray Diego Durán, se escuchaban plegarias “entre nubes de copal, ofrendas de flores y sacrificios”, ya que era el sitio en el que se levantaba el templo a Tezcatlipoca: dios “espejo Humeante”, dios “espejo que hace brillar a las cosas” o dios “de lo invisible y no palpable”.

Palacio de la Autonomía

Este recinto tiene una historia compartida con el Convento de Santa Teresa la Antigua, pues se ubica a su lado, en lo que fuera parte de la muralla del Templo Mayor. Tras la conquista, en este espacio se edificó la residencia del regidor del Cabildo Metropolitano y tesorero de la Casa de Moneda, Juan Luis de Rivera. Su voluntad fue donarlo a las carmelitas descalzas, para la construcción de un convento. Sin embargo, esto no se hizo realidad sino hasta 1616.

Teresa la Antigua / Ex convento de Santa Teresa / EX Teresa Arte Actual

Las portadas barrocas de este templo son, a causa del hundimiento del suelo pantanoso que alguna vez fue lago, las más inclinadas en todo el Centro Histórico. Los contrafuertes de principios del siglo XVII le dan una personalidad austera que revela el haber sido la primera fundación de carmelitas descalzas en la Ciudad de México y la segunda en el país. Los marcos de las ventanas rectangulares del segundo cuerpo dibujan anagramas de Santa Ana, San José, la Virgen María y San Joaquín.

Antigua Casa de Moneda / Museo Público de Historia Natural, Arqueológico y de Historia / Museo Nacional de las Culturas

Luego de residir al interior del Palacio Virreinal, la Casa de Moneda se mudó en 1731 a este edificio. Ahí permaneció casi ochenta años, hasta que cerró al sentirse amenazado con el movimiento de Independencia. En 1825 se convirtió en el primer museo mexicano que mostraba la realidad en forma de taxonomía, exigía al público guardar silencio y enseñaba que en sus salas la mirada era prioritaria al tacto. Para 1866, el museo ya era un solemne decano —Museo Público de Historia Natural, Arqueológico y de Historia—, y estaba listo para convertirse en Museo Nacional de Antropología e Historia.

Casa de las Ajaracas / Museo Archivo de la Fotografía

La reciente restauración de este edificio, además de reconstruir un espacio prácticamente en ruinas, dio lugar a un pequeño corredor prehispánico-virreinal. Trazada en el siglo XVI, la casa fue modificada en diversas ocasiones a lo largo del tiempo.

Museo Nacional de Arte (MUNAL) y Plaza Tolsá / Antiguo Palacio de las Comunicaciones

Sobre los cimientos de lo que alguna vez fue el hospital San Andrés, se levantó el antiguo Palacio de las Comunicaciones. Terminado por el arquitecto Silvio Contri en 1910 en un estilo ecléctico —en tanto mezclaba elementos clásicos, góticos, renacentistas o modernos—, fue símbolo del progreso. Su modernidad se mostró en la manera de alternar las estructuras metálicas con los biselados, la piedra tallada, las herrerías fundidas en Italia, los estucos o las ondeantes formas interiores, tal como se alcanza a ver desde el Salón de Recepciones o del Patio de los Leones.

Palacio Postal

"En el sitio en el que los franciscanos construyeron el Hospital Real de Terceros y en el que eran atendidos los miembros de la orden, se levantó la arquitectura renacentista que alentaría la producción de estampillas y el intercambio epistolar. El edificio fue realizado en 1902 por Adamo Boari con un acabado renacentista que, al lado del tezontle, cantera o chiluca que predominan en los edificios del Centro Histórico, resulta un dulce merengue: los cristales y caprichosa herrería florentina de su interior presiden la fantasía de los estucos que aparecen al levantar la vista.

MIDE, Museo Interactivo de Economía (antes Antiguo Hospital y Capilla de Betlemitas)

"Desde su establecimiento en el último tercio del siglo XVII, los monjes betlemitas tuvieron como misión proteger, cuidar y enseñar a los necesitados. Vestidos de tonos ocres que cubrían hasta su cabeza, salían a las calles de la capital novohispana a asistir de manera directa —a diferencia de otras órdenes— a los pobres mendicantes.

Antiguo Palacio de Iturbide / Fomento Cultural Banamex

"Esta mansión barroca fue construida por el conde de San Mateo de Valparaíso para su hija, en 1779. Y aunque perteneció a ellos por más de veinte años, la casona ha sido mejor reconocida por el único año en que Agustín de Iturbide la habitó transitoriamente.

Páginas

Subscribe to RSS - Edificios Históricos