¿Qué pasa en la Alameda?

Por: 
Ricardo Garza

A principios de marzo amanecimos con la noticia de que la Alameda Central estaba cerrada temporalmente debido a que se realizarían los primeros trabajos de restauración en ella desde 1973. Con esta obra, el Gobierno del Distrito Federal busca crear un corredor lineal recuperado de 2 kilómetros de extensión, desde el Zócalo hasta la avenida Insurgentes (monumento a la Revolución), pasando por Madero.

Una vez que iniciaron la recuperación, los encargados se encontraron que las alcantarillas eran usadas como viviendas, que se habían robado esculturas y que el uso de los baños no era el adecuado.

Entre los trabajos que se llevan a cabo actualmente, está la repavimentación de andadores, que serán de mármol busardeado, el cual tiene una textura rugosa para evitar que los paseantes resbalen.



En las 12 fuentes del parque se hicieron trincheras de más de dos metros de profundidad, donde robots operarán sistemas de iluminación y lanzamiento de agua a borbotones, para evitar daños a las esculturas.



La Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Ambiental (PAOT) retiró ya cerca de mil árboles que estaban dañados con plagas. También se podaron las especies existentes y se incorporarán entre 400 y 600 nuevos árboles. Las dos aceras de la Alameda tendrán jacarandas.

Todas las esculturas están siendo limpiadas y pulidas, la iluminación peatonal será de la misma calidad que en Madero, y se instalarán sistemas de riego por goteo.



La calle Ángela Peralta, que es paralela a Eje Central, y pasa a un lado de Bellas Artes, desaparecerá y su espacio será incorporado a la explanada del palacio. A pesar de todo lo anterior, la traza histórica del parque no será modificada.



El monumento principal de la Alameda, el Hemiciclo a Juárez, inaugurado en 1910 y hecho con mármol de ferrara, será pulido completamente, para poder apreciar sus columnas dóricas hechas de piezas únicas, o los leones de un solo bloque. Además, el monumento está siendo enderezado, pues se había ladeado hacia atrás.

Las autoridades esperan que la obra sea entregada los primeros días de noviembre. En un principio, el espacio estará abierto las 24 horas, aunque se estudia la posibilidad de cerrarlo, como el Bosque de Chapultepec. La inversión total fue de 245 millones de pesos y se planea crear una administración independiente que se encargue de proteger el espacio.