Gran turismo

Hotel Zócalo Central

Hotel Zócalo Central es una joya arquitectónica donde se fusionan historia y modernidad. Ubicado en el corazón del Centro Histórico, es un punto estratégico para vivir una experiencia inolvidable en la Ciudad de México. Cuenta con 105 habitaciones, servicio gratuito de internet inalámbrica en todo el hotel, gimnasio, estacionamiento gratuito y seis salones para eventos (de 10 a 250 personas), entre otras amenidades. Destacan su restaurante, El Balcón del Zócalo, y su Café Central, con servicio gratuito de iPads.

Hotel Downtown

La renovación de la Casa de los Condes de Miravalle tuvo como resultado el Hotel Downtown, operado por Grupo Habita. El hotel cuenta con diecisiete habitaciones y suites, así como una sección económica con dieciocho cuartos para viajeros jóvenes.

La terraza de este hotel tiene un bar, un jacuzzi y una piscina, enmarcado por la Torre Latinoamericana, la cúpula de La Profesa y el asta bandera del Zócalo.

Downtown comparte espacios con los restaurantes Azul Histórico y Padrinos.

Hotel Ritz México

Situado en una joya de la arquitectura porfiriana, aquí cuentan con un excelente servicio en una de las calles más vivas del Centro. Hay ciento diecisiete habitaciones con cable, tina, teléfono y room service.

Sitio web: www.hotelritz.mx

Facebook: /HotelRitzCiudaddeMexico

Twitter: @HotelRitzMexico

Hilton Mexico City Reforma

Tan cerca del primer cuadro como de Paseo de la Reforma, este hotel de cinco estrellas está a sólo quince minutos del aeropuerto. Tiene una sucursal del restaurante El Cardenal, y a pocos pasos se encuentra el novedoso Museo Memoria y Tolerancia, y enfrente, la Alameda Central.

Cuenta con 456 habitaciones y suites, catalogadas entre las más espaciosas y cómodas de la Ciudad de México y teconlógicamente bien equipadas. Las Suites y Executive Rooms, cuentan con amenidades de lujo y acceso al Lounge Ejecutivo del hotel.

Hotel Cortés (Antigua Hospedería de Santo Tomás de Villanueva)

Las hospederías provienen de una larga tradición medieval que ofrecía descanso a los monjes y peregrinos. La orden de los agustinos ermitaños descalzos, encabezados por fray Juan de Borja, fundó la primera hospedería en la Nueva España; en ésta se ofrecía comida y cama a los monjes que iban de paso hacia las Provincias Interiores y Las Filipinas. Tomó su nombre del primer santo agustino reconocido por el vaticano, Tomás de Villanueva, como lo anuncia la leyenda en su fachada: Santo Tomás de Villanueva. Año de 1780.

Gran Hotel de la Ciudad de México

Se encuentra en el edificio del Centro Mercantil, que comenzó a operar durante el porfiriato. El vitral de Tiffany en el techo sigue aquí, igual de impresionante. Las habitaciones son lujosas y perfectas; recomendamos pedir una con vista al Zócalo. Los desayunos en la azotea son riquísimos.

Más sobre este edificio aquí.

Subscribe to RSS - Gran turismo