Una crónica perpetua

Fotos de Francisco Mata Rosas
Texto de Patricia Ruvalcaba

Si existe un ser chilango —no el gentilicio, sino una forma de ser—, si existe una identidad tan híbrida como los tropeles de identidades que, sin ponerse de acuerdo, se encuentran cada segundo en el Centro Histórico… ese ser, “la cultura popular chilanga”, está siendo enfocada mientras usted lee esto, por la lente de Francisco Mata Rosas (Ciudad de México, 1958). En su larga carrera como fotoperiodista (periódico La Jornada, 1986-1992), conferencista y profesor de la especialidad, el también autor de libros como México Tenochtitlan (2005) y Tepito ¡Bravo el Barrio! (2006) no ha dejado de disparar en el primer cuadro. Esta especie de crónica perpetua tiene una razón muy simple: “El Centro sintetiza al país”. Km. cero ofrece una pequeña muestra de fotografías realizadas por Mata Rosas entre el año pasado y lo que va de éste, en el corazón de México.