Templo y Colegio de San Pedro y San Pablo / Museo de las Constituciones

Al igual que las instituciones que dependían de la jurisdicción jesuita, el Convento de San Pedro y San Pablo también quedó vacío al ser expulsada la Orden de México en 1767. Luego de haber educado a casi ocho generaciones de estudiantes criollos, el templo y el convento quedaron abandonados. Se ocuparon después como caballeriza y cuartel, hasta que en 1822 el Congreso Constituyente estableció ahí sus sesiones: en su recinto Iturbide juró como emperador (1922) y se gestó la primera Constitución mexicana (1824). Luego fue manicomio, salón de baile, bodega y café de trova, hasta que en 1922, con José Vasconcelos en la Secretaría de Educación Pública, se instaló una Sala de Discusiones Libres y se ataviaron las paredes y ventanas con el arte posrevolucionario: el mural El árbol de la ciencia y los vitrales El jarabe tapatío y El vendedor de pericos, de Roberto Montenegro; la pintura El Zodiaco, de Xavier Guerrero, además de los vitrales y las bóvedas decoradas.

En marzo de 1944 este espacio fue inaugurado como Hemeroteca Nacional, luego como Museo de la Luz —donde se exhibía todo lo relacionado con la naturaleza de la luminosidad, el resplandor, los brillos y las sombras—, y recientemente en el recinto fue inaugurado el Museo de las Constituciones.

Horario: Martes a Domingo 10:00 a 17:30 / Visita guiada Martes y Miércoles: 12:00

Sitio web: museodelasconstituciones.unam.mx

Teléfono: 5702 6956

Facebook: Museo de las Constituciones

Twitter: @museoconstituciones

Ubicación: 
Carmen 31, colonia Centro, Ciudad de México. Esquina con San Ildefonso

Mapa

Javascript is required to view this map.