Cantinas

El Charal

Por Km. Cero

En el estrecho local de un viejo edificio de los años cuarenta en la calle de San Jerónimo, Luis Xavier Roca abrió en noviembre del año pasado El Charal, un barcito, diminuto como ese pez de agua dulce que se sirve de botana en las cantinas, “pero grande por el servicio y atención a los clientes”, presume Roca.

Lo frecuentan jóvenes de la cercana Universidad del Claustro de Sor Juana y artistas vecinos de la zona. “Regresan porque tenemos una buena oferta de bebida y comida”, apunta el empresario. “Y a muy buen precio”.

La Única de Motolinía

La Única es una cantina tan grande, tan ostentosa en el peleadísimo espacio de Motolinía —donde lo común es el changarrito, la fonda, la tortería— que nunca se llena. Qué bueno: su sensación de soledad es, ésa sí, única. Muy buenas botanas.

Horario: Lunes a domingo de 9 a 23 horas.

Teléfono: 5512 2704

Salón Madrid

Está en la esquina de los portales de la Plaza de Santo Domingo. También conocida como “La Policlínica” era frecuentada por estudiantes de la Facultad de Medicina cuando ésta se hallaba en el Palacio de la Inquisición. Los gabinetes son cómodos y bonitos. El lugar sigue como una de las cantinas con mayor encanto del Centro.

Horario: Lunes a Sábado de 12:00 a 2:30

Salón Luz

Un gran clásico que no pierde el rubor, aunque hubo un tiempo en que fue exitosísimo y se expandió por la ciudad para después achicarse hasta el tamaño original —o un poco menos—. La comida: sopa de pollo con un huevo cocido, salchichas asadas de taberna de Europa Central (el primer chef del local, tipo de apellido Weingartshober, era austriaco), emparedados de hamburguesa (“hamburguesa”, aquí, equivale a albóndiga empanizada) y montaditos de carne tártara, cebolla, gotas de mostaza y angulas.

Salón España

Uno de los bares de tequila mejor surtidos en el DF, el España se siente necesario en el Centro, pero curiosamente tiene poca difusión. Presumen tres centenas de etiquetas, aunque no los tienen todos siempre. El menú cambia diario, así que no vale la pena sugerir algo en específico. Bueno, sí: el pozole.

Horario: Lunes a sábado de 11 a 23 horas, domingos de 12 a 18 horas.

Teléfono: 5702 1719

Salón Corona

Una de esas instituciones imbatibles, a pesar de su necedad —o tal vez a causa de su necedad—. Que sirvieran tragos y no chela nada más, que no tuvieras que esperar en la entrada, que le pusieran más carne a los taquitos: qué más quisiéramos. Pero bueno, la chela siempre está bien fría, nadie se queda afuera nunca, y nunca falta nada en la cocina. Y las tostadas de pulpo, ¡dios!, las tostadas de pulpo.

A estas alturas ya tiene más de una sucursal: 3 en el Centro y una en Paseo de la Reforma.

Horario: Lunes a domingo de 8 a 2 horas.

El Río de la Plata

Cientos de jóvenes abarrotan la cantina, que es acaso la única (¡en el mundo!) con un cadenero. Permítenos explicarte: los tragos son baratísimos.

Horario: Lunes a miércoles: 12:00 a 1:00 / Jueves a Sábado: 12:00 a 2:30

La Puerta del Sol

Rasposa, casi en el extremo opuesto de —digamos— La Ópera, La Puerta del Sol es un clásico que no ceja. Tragos y botanas muy bien servidos y un servicio entre lo inquietante y lo amistoso.

Horario: Lunes a sábado de 12 a 22 horas.

Páginas

Subscribe to RSS - Cantinas