Exploración a pie

Por: Armando Ramírez
24 Septiembre 2015
19:34

¡Caminando para no hacer hoyo! ¡Voy atrás! Ah, qué tiempos aquellos señor del jamón, cuando se trataba de hacer caminar rapidito a la gente y se les picaba el tepiscolohoyo y brincaban arriba y adelante y el Centro de la Ciudad era amplio y distante, omnipresente y fantasmagórico.

Por: Gabriel Rodríguez
24 Septiembre 2015
19:26

Al caer la tarde, las luces de los aparadores se encienden y los comercios forman un enjambre luminoso en las calles. No todos los establecimientos en el Centro Histórico cierran sus puertas a la misma hora, y las jornadas laborales mucho tienen que ver con los flujos de la clientela debido a sus oficios y horarios particulares. Las horas de descarga de insumos también están delimitadas y el reloj inmenso que acoge a las muchedumbres tiene que ser solar y lunar, ya que de otro modo no alcanzaría el tiempo. Nunca es suficiente en las megalópolis, pero en los centros se logran equilibrios entre los espacios públicos y privados.

Por: Armando Ramírez
25 Agosto 2015
16:09

Es punto de cita, de encuentros y desencuentros, santo y seña de la Ciudad, plaza o plazoleta hecha a la medida de la circunstancias de la vida citadina del Centro Histórico.

Lugar rico en ambiente y rico en cultura y rico de saber, rico al paso del sol y la lluvia. Aquí el que se pierde es menso, es un prodigio de la desorientación, por eso a la menor provocación cuando se trata de vernos en algún lugar del Centro del Histórico sin que se pierda la gente o no se encuentren, no hay mejor frase y propuesta que: “Nos vemos en la puerta principal de Bellas Artes”.

Por: Gabriel Rodríguez
14 Julio 2015
19:50

Bajaron del autobús y notaron el aire tibio que contrastaba con el frío acondicionado que los arropaba desde la sala de espera en el aeropuerto de Barajas en Madrid. La noche apenas amanecía y el calor de la tarde seguía vibrando en el laberinto de calles por las que habían llegado al Centro Histórico de la Ciudad de México. Descargaron las maletas y poco a poco se quedó vacío el maletero. El grupo se quedaría en ese hotel de la calle de Isabel la católica, pero no todos harían el programa exhaustivo, siguiendo todas y cada una de las sugerencias de la agencia.

Por: Javier Lara
29 Junio 2015
19:14

Hace unos días, los locales comerciales del pasaje de transbordo de la estación del metro Hidalgo amanecieron tapiados. Mi reacción primera fue: ¿en dónde están las tortas? Me refiero a aquella pirámide de tortas que gozaba de una ubicación privilegiada y se convertía en una referencia visual obligada de todos los que transitábamos por ese pasaje. Extraño mis tortas porque, a pesar de que nunca las probé y de que me parecían repulsivas, su imagen siempre estuvo vinculada a la aventura de viajar al Centro Histórico.

Así que sea este un homenaje a ese icono de nuestra, literal, cultura subterránea.

Páginas