México, Patrimonio Mundial

México, Patrimonio Mundial

25 Diciembre 2015
11:26
Por: 
Jesús Petlacalco

Siempre es grato visitar el Centro Histórico de nuestra ciudad y disfrutar de su vasta e interesante oferta cultural, en esta ocasión, la experiencia tiene que ver con uno de los recintos de mayor valía en nuestro país, y porque no decirlo, en el continente: el Palacio Nacional.

Llegar a nuestro monumento anfitrión implica un delicioso deleite a los sentidos, sobre todo si nos olvidamos del cliché negativo de acercarse al Centro,  si eso asecha, o si una vía se complica, no olvide que todos los caminos llevan al Centro.

Si llega usted, antes de entrar al Palacio, eche una vista de 360 grados y regocíjese con el paisaje de una de las plazas más monumentales, bellas, complicadas, y a veces divertidas, del mundo, nuestro noble Zócalo. Visto esto, diríjase hacia la calle de Moneda, sólo pisarla debería estremecernos, pues nuestros pasos van sobre los vestigios de lo que fue el templo de Tezcatlipoca de aquel magno Templo Mayor que otrora dio fama y gloria a esta ciudad.

Historia viva es lo que hace electrizante a la calle de América, tan bonita, tan profunda y tan digna, con hermosos palacios y templos de los que nos ocuparemos en otra ocasión para no distraernos de nuestro tema de hoy.

Bien, allí, en la calle de Moneda, está el acceso al Palacio Nacional, acérquese a la puerta número uno y muestre su correo electrónico impreso de confirmación para poder visitar la exposición, le pedirán su identificación y, a cambio, le otorgarán un gafete (por persona) de acceso, ahora si, entre (cumpliendo previamente con el protocolo de seguridad).

A su paso encontrará muchos espacios que dan cuenta de múltiples historias y de los personajes que las hicieron posibles en dichas y desdichas palaciegas, pero nosotros vamos hacia el segundo nivel y daremos nota de éstas en siguientes colaboraciones, ahora lo importante es subir por la escalera principal, sí aquella en cuyo muro se despliega el imponente mural de Diego Rivera. 

Ahora tomamos hacia la derecha (en el pasillo opuesto a dónde están los murales) y nos dirigimos hacia la sala ubicada contra esquina de los murales., hay un pequeño módulo con una libreta de registro, sólo tendrá que registrarse y, acto seguido, ponerse contento porque lo que le espera está diseñado justo para eso.

Recomiendo que lleven calzado cómodo y algo con que cubrirse, debido a que por necesidades técnicas, la temperatura de la sala es baja, vaya antes al sanitario debido a que estará dentro por más de 30 minutos y no es posible permitir la salida, por la dinámica que la proyección requiere. Espere instrucciones de los oficiales y anfitriones de la Dirección General de Promoción Cultural y Acervo Patrimonial de la SHCP, y ahora sí, sorpréndase con la información, imágenes, música, y sitios que le esperan en una sala diseñada ex profeso para esta proyección.

México, invaluable escenario patrimonial.

¿Sabía usted que México cuenta con 33 bienes tangibles y 8 intangibles inscritos en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO?

Estos se clasifican en  bienes culturales, bienes naturales y bienes mixtos, catalogados a su vez en tangibles e intangibles y pueden ser: Zonas naturales, zonas arqueológicas, ciudades históricas, paisajes y reservas naturales, itinerarios culturales, archivos, manifestaciones culturales como costumbres y tradiciones, entre otros.

De hecho, es un privilegio que nuestro país se ubique en el sitio número seis a nivel mundial  entre los países que cuentan con mayores declaratorias de patrimonio mundial, antes están Italia, España, China, Francia y Alemania.

Así  que  presenciar esta exhibición multimedia, permitirá a los visitantes mexicanos y extranjeros conocer mejor la riqueza natural y cultural de nuestro país, e involucrarse más en su disfrute, difusión y, sobre todo, conservación.

En el desbordado desfile de imágenes y sonidos, recorremos: bosques, océanos, cuevas, templos, ciudades, campos, zonas arqueológicas, edificios históricos, cada uno en su turno. Además de regocijarnos con imágenes de tradiciones cuyo valor excepcional las hace dignas de preservarse, cómo la fiesta de los parachicos en Chiapa de Corzo, la ceremonia ritual de los voladores, las tradiciones de los otomí-chichimecas de Tolimán, las fiestas indígenas dedicadas a los muertos, la gastronomía mexicana, el canto p’urhépecha de la pirekua y los inconfundibles sones del mariachi.

Al terminar la proyección,  las personas siempre agradecen con un aplauso, los jóvenes salen contentos por el uso de la tecnología, los adultos, orgullosos, es un verdadero espectáculo, yo salí emocionado, y disfruté en última sala, las 42 cédulas otorgadas por la UNESCO en  cada uno de estos nombramientos, algo que difícilmente volveremos a apreciar.

Para terminar, Rodrigo y Mayra, custodios de la SHCP que nos acompañaron en esta experiencia, se despiden con una sonrisa de satisfacción en el rostro. ¿Será porque aman su trabajo? o ¿Será que se contagian del asombro de los visitantes? No se, lo que si veo es que lo que se acaba de ver, ennoblece nuestra relación con lo invaluable de la diversidad y riqueza cultural y natural que nos conforma.

Abierta de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas. La entrada es libre. Indispensable registrarse.

Palacio Nacional. Acceso por Moneda 1. Centro Histórico.

Para reservaciones:

Escribir, con una semana de anticipación,  un correo electrónico, indicando número de personas, nombre completo de cada uno, fecha y horario en que solicite la visita.

visitasalapatrimonio@hacienda.gob.mx

·       Una vez registrados, los visitantes deberán acudir 15 minutos antes de iniciar la presentación para alistar su ingreso.

·       Para ingresar a Palacio Nacional es indispensable presentar una identificación oficial vigente con fotografía.

·       Para mayores informes: 36881261 y 36881255.

Fotos: Jesús Petlacalco

Ubicación: 

Mapa

Javascript is required to view this map.